Desde hace días ocupa las portadas, y no solo de las revistas y la prensa rosa sino también de periódicos “serios”, así que debe de ser algo importante: el preso más guapo y sexy del mundo (¿acaso han comparado a todos los presos?) comenzará una carrera como modelo.

Con más de 200,000 fans en la comunidad de Facebook que lleva su nombre, 5,300 dólares recaudados para su liberación (se necesitan 25,000) y ya con una agente, el preso Jeremy Meeks, que se enfrentará a un juicio por los 11 delitos de que se le acusan (como robo a mano armada y posesión de armas), ya cuenta con un contrato para irrumpir en el mundo de la moda.

Y todo por esos ojazos azules, esos labios carnosos y esa aura de chico malo que tanto atrae y seduce. ¿Será verdad que la belleza puede ser una ventaja en esta sociedad que idealiza el aspecto externo?

Foto: Jeremy Meeks / perfil de Facebook

Foto: Jeremy Meeks / perfil de Facebook

Para contrarrestar esta locura creciente y que no nos dejemos influir por la idealización de los cuerpos atractivos, te señalamos algunas razones por las que no debes perseguir con obsesión la belleza:

-Porque en verdad es solo una “ilusión” y cuestión de actitud: esa belleza y cuerpazos tan impresionante que salen en las portadas de las revistas o en las webs tienen su truco. Las fotos publicadas son las mejores, llevan maquillaje, contratan a esteticistas y utilizan Photoshop. Así, al compararnos con esos ideales de belleza… salimos perdiendo por goleada. Y con esta “ilusión” se crea nuestra cultura, explica la fotógrafa Gracie Hagen, que con estas fotografías ha querido demostrar que todo “cuerpo humano es algo raro y bello” y que la belleza es cuestión de actitud.

Foto: graciehagen.com

Foto: graciehagen.com

 

-Porque no solo la belleza externa copa las portadas: la revista The Australian Women’s Weekly decidió dar un giro a su costumbre de llevar a miembros de la realeza y estrellas (Nicole Kidman, Hugh Jackman…) a sus portadas, para decidir que la última la protagonice Turia Pitt. Esta mujer de 29 años que sufrió quemaduras en un 65% de su cuerpo por un incendio en 2011 fue elegida para su primera plana “porque ella es, sencillamente, una de las mujeres más impresionantes que jamás esperarías encontrarte”, explicó la revista según The Huffington Post.

The Australian Women's Weekly, Facebook

Foto: The Australian Women’s Weekly, Facebook

 

-Porque “la belleza está en todas partes. Solo tienes que mirar para verla”: eso decía Bob Ross entre pintura y pintura, y no podemos estar más de acuerdo. Aprende a encontrarla en los pequeños detalles, en una sonrisa, en un gesto cariñoso, en un momento de complicidad…

Foto: garuyo.com

Foto: garuyo.com

 

-Porque depende de cómo te veas tú: la imagen que te devuelva el espejo y que proyectes hacia los demás dependerá de qué imagen tengas de ti mismo/a, y qué entiendas por belleza. Un nivel adecuado de autoestima puede ser tu salvavidas… literalmente: el ‘bullying’ –que México está sufriendo recientemente- por ser diferente, gorda o feo lleva en ocasiones al suicidio. “La belleza solo le pertenece al que la entiende, no al que la tiene” (Carlos Fuentes).

gabitos.com

gabitos.com

 

-Porque tiene fecha de caducidad: muchos poetas han alabado en sus sonetos los atributos de la belleza, pero también han recordado que esta es efímera, se marchita y entonces todas esas antiguas virtudes físicas se convierten “en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada”.

shutterstock_166697390

-Porque no existe: como se nos recuerda en la película La Gran Belleza, esta se encuentra en las cosas cotidianas, y, “en el fondo, es solo un truco”. Lo importante son “las raíces” y no tiene sentido ir persiguiéndola. “Buscaba la Gran Belleza… pero no la he encontrado”, admite el protagonista tras toda una vida de obsesión en busca de algo grandioso y bello con lo que escribir su segunda novela. ¿Será porque no existe, o no está donde creíamos?

(si no tienes paciencia para verlo entero, ve este video al menos desde el 5:20)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.