Hace poco estaba yo hurgando en los recovecos del ayer y vino a mi mente un día que decidí salirme de clase de macro economía para ir con mis amigos a las ‘chelas de a seis’, usualmente nos echábamos un par de chevechitas mientras comíamos chicharrones y jugábamos billar; al terminar, regresábamos jubilosos y llenos de energía a la universidad para recoger nuestras mochilas e irnos a casa.

Pero, justo ese día nos tocó presenciar un accidente muy desagradable, nos bajamos del auto – también se nos bajó – y cruzamos la avenida para auxiliar a los susodichos. No sabíamos exactamente qué hacer, entre que estábamos en shock y con unas arriba, tardamos un poco en reaccionar. Total que alguien supo cuál era el número de emergencia y fui la afortunada en realizar esa llamada.

Y no es que yo quiera que algo así les suceda, pero nunca está de más tener guardados los números de emergencia en su celular, esto les ayudará a reaccionar más rápido en un momento de crisis.

Ahí les van…

  • Emergencias – policías locales y estatales: 060 y 066
  • Policía Federal de Caminos y Puertos: 062
  • Locatel: 063
  • Cruz Roja Mexicana: 065
  • Bomberos: 068
  • Fallas en el suministro eléctrico: 071
  • Emergencias en puentes y caminos federales: 074
  • Quejas sobre servidores públicos: 075
  • Ángeles verdes: 078
  • Procuraduría Federal del Consumidor: 079
  • Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas: 080
  • PFP y Protección Civil: 088

 

Como dice mi abuelita (osease Doña Tati) más vale que sobren y no que falten, que ¿no?

Leave a Reply

Your email address will not be published.