Muchos años antes de que todos pensaran que los paseos en bicicleta eran lo más hermoso que podía pasarle a sus vidas, existieron unos valientes que usaron este medio de transporte como parte de su vida diaria: los repartidores de las pollerías o carnicerías, voceadores, la gente que trabaja en los mercados o los que le llevan las medicinas a la vecina ancianita que ya ni sale a la calle, etc. Así, tal cual.

Ellos son los que realmente saben cómo está eso del, ahora llamado, ciclismo urbano y parte de que esta manera de movernos se pusiera tan de moda es Ecobici, una manera económica y saludable de recorrer el perímetro que abarca el servicio.

A pesar de que en mi familia todos han andado en bicicleta desde el inicio de los tiempos (bueno, no tanto así) decidí dejar de ser blanco de burlas volviéndome usuaria desde que comenzó el programa en 2010, cuando apenas había 85 estaciones, actualmente Ecobici opera con 273 estaciones que conectan con siete líneas del Metro y cuatro de Metrobus.

En cifras todo se lee bastante bonito pero, ¿cómo es que la expansión de Ecobici nos beneficia a todos? El sistema ahora estará llegando a 22 colonias de la delegación Benito Juárez con 2565 nuevas bicicletas, lo que asegura que diariamente se harán unos 25 mil viajes.

Imagen: thecityforbike.com.mx

Imagen: thecityforbike.com.mx

Si ustedes no viven en ninguno de estos lugares seguro pensarán que no hay beneficio y claro que lo hay si transitan la zona por una u otra razón, aún más para los que podrán ahorrarse el presupuesto de transporte mientras hacen tantito ejercicio (ojo, los mini recorridos en bici no son lo mismo que hacer cardio en forma).

La expansión de Ecobici nos beneficia a todos los usuarios por una muy simple y sencilla razón: la movilidad. Puede que yo no viva en la Del Valle pero la expansión me permitirá tomar una bicicleta en la esquina de mi casa para a la de mis tíos mucho más rápido de lo que lo hago ahora, sin tener que esperar el Metrobus, transbordar y tal vez tomar un taxi para recuperar el tiempo que perdí esperando.

Les expondré mi caso y cómo es que puedo evitar subirme a un camión gracias a este sistema:

Mi casa y la oficina están a unos 2 kilómetros de distancia y, por ser tan cerca, es hasta tonto que venga en transporte, además de que ningún camión me dejaría lo suficientemente cerca. Si diario viniera en taxi gastaría un promedio de 100 pesos y mi recorrido sería de 15 minutos por los semáforos, siendo que en Ecobici recorro la misma distancia en 10 minutos.

Otra de las novedades es que ya podemos disponer de una bici a partir de las 5 de la mañana, el horario se recorre para los madugadores y deja de funcionar a las 00:30 horas.

Aunque algunos crean que no, este tipo de acciones tienen un impacto positivo para a todos:

  • Conecta a los barrios de la ciudad.
  • Promueve la planeación y construcción de ciclovías.
  • Fomenta la cultura del ciclismo urbano entre usuarios, peatones y automovilistas.
  • Ahorramos tiempo en translados y en buscar lugar de estacionamiento.
  • Reducimos nuestras emisiones de CO2.
Foto: aventuraenmexico.com

Foto: aventuraenmexico.com

Si todavía no son usuarios pídanle a un amigo que los deje probar. Si se convencen recuerden usar casco y aprenderse las reglas de andar en bici en la calle.

Leave a Reply

Your email address will not be published.