El calendario Pirelli es una tradición dedicada a los caballeros por su básico concepto: mujeres guapas generalmente fotografiadas en locaciones increíbles por fotógrafos muy famosos como Mario Testino, Peter Lindbergh, Peter Beard y hasta Terry Richardson. Se imprimen muy pocos ejemplares y se regalan a los ejecutivos de la compañía italiana, clientes VIP y a celebridades, así que no es nada común verlo en un taller mecánico. De hecho, por algunos es considerado como una pieza artística.

Son muchas las celebridades que han aparecido en éste.

Para la edición 2016, la llantera decidió poner a cargo del proyecto a la fotógrafa Annie Leibovitz quien transformó el concepto mostrando mujeres que se han destacado en su campo de acción, no a las más guapas o las de mejor cuerpo.

En lugar de tener una modelo de 40 kilos en ropa interior o bikini, le tomó una foto a la actriz Amy Schumer topless con un vaso de café.

Via: Vanity Fair

Annie, quien es una de las fotógrafas de cabecera de publicaciones como Vanity Fair y Vogue, decidió presentar a las chicas de este calendario como mujeres que son mucho más que su imagen o su cuerpo, personas destacadas del mundo de los deportes como es el caso de Serena Williams o Patti Smith, en el terreno musical.

Así estuvo el shooting de estos retratos que no hacen más que mostrar a la mujer como algo más que un cuerpo para lucir. Bien por la fotógrafa y la marca que se quiso arriesgar a hacer algo diferente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.