El 23 de septiembre pasado, decenas de estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero se trasladaron en camión hacia Iguala en donde realizarían prácticas profesionales y se reunirían con más estudiantes para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de octubre. Cuando llegaron a Iguala fueron interceptados por la policía municipal. Los estudiantes fueron atacados y perseguidos; 43 fueron apresados y trasladados a un cuartel con ayuda de agentes de Cocula, quienes presuntamente los entregaron al grupo delictivo Guerreros Unidos.

Han pasado justo 43 días desde que esto sucedió, y de los 43 estudiantes detenidos no se sabe nada…

normalistas desaparecidos

¿Por qué los detuvieron?

El alcalde José Luis Abarca ordenó a la policía municipal, detener a los estudiantes al suponer que se dirigían a boicotear el informe de gobierno de su esposa, María de los Ángeles Pineda.

En el hecho murieron seis personas, entre ellas tres normalistas, 25 resultaron heridos y 43 más desaparecieron.

Abarca se da la fuga.

El 30 de septiembre, 22 policías fueron detenidos por, supuestamente, haber participado en los asesinatos. El alcalde, José Luis Abarca, aprovecha para solicitar una licencia de 30 días y ausentarse con el pretexto de no entorpecer las averiguaciones. Sin embargo, él y su esposa huyen y desaparecen dejando el caso abierto.

alcaldes

Hallazgo de fosas clandestinas.

El 4 de octubre, mientras se realizaba la búsqueda de los 43 estudiantes, se localizaron seis fosas clandestinas en Pueblo Viejo y Loma Coyote – a 30 minutos de donde sucedieron los hechos-, sin embargo sólo se encontraron restos de 28 cuerpos en ellas. Tiempo después de confirmaría que los restos no pertenecían a los normalistas desaparecidos.

La PGR decide tomar el caso y el PRD anuncia que, por unanimidad, el alcalde prófugo, José Luis Abarca, queda fuera del partido.

¿Qué hizo el presidente?

A once días de haber sucedido la desaparición de los 43 estudiantes, el presidente Enrique Peña Nieto, hace declaraciones sobre el caso, por primera vez, mostrando su solidaridad con el pueblo mexicano y dejando clara su indignación y consternación sobre lo sucedido. Promete a las familias de los 43 estudiantes, no parar la búsqueda hasta encontrarlos. Asimismo, el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, declara que encabezará el caso de los normalistas desaparecidos.

Detención del líder de Guerreros Unidos

El 17 de octubre se enunció la detención de Sidronio Casarrubias Salgado, líder del grupo delictivo Guerreros Unidos, considerado como el máximo líder del grupo del narcotráfico ligado a la desaparición de 43 estudiantes. Hasta entonces ya se tenían detenidos a 36 policías de los municipios de Iguala y Colula, y a 17 integrantes del crimen organizado.

Renuncia el gobernador de Guerrero.

El gobernador Ángel Aguirre decide renunciar y solicita una licencia a su cargo. Guerrero queda blindado para garantizar su seguridad, y el 26 de octubre, Salvador Rogelio Ortega Martínez, toma protesta para reemplazar a Aguirre. Su primer compromiso fue el de intesificar la búsqueda para en encontrar a los 43 normalistas, quienes para entonces cumplían poco mñas de un mes de desaparecidos.

Los padres de los normalistas piden justicia

El 29 de octubre, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos fueron recibidos en Los Pinos para reunirse en privado con el presidente Enrique Peña Nieto. En esta reunión, que duró cinco horas, el presidente les aseguró que él y su equipo estaban haciendo todo lo posible por encontrar a sus hijos y aceptó diez compromisos reltaivos a la búsqueda de los normalistas. Sin embargo, tras la reunión, los padres declararon no confiar en las investigaciones del gobierno federal.

La detención de Abarca

En la madrugada del 4 de noviembre, las autoridades confirmaron la detención del exalcalde de Guerrero y su esposa, a quienes la PGR ya había ubicado como cómplices del grupo delincuencial Guerreros Unidos, e incluso reconocido a María de los Ángeles Pineda como la principal operadora. La pareja fue encontrada en una casa en Iztapalapa, y en su captura participaron 20 elementos sin violencia.

Después de rendir declaración Pineda fue liberada bajo fianza y con una orden de arraigo, pues no existen pruebas suficientes para condenarla por los hechos que se le imputan, relacionados al caso de los estudiantes desaparecidos.

Conferencia de Murillo Karam

El 7 de noviembre, ya con los principales autores detenidos, el procurador, Jesús Murillo Karam se reunió en conferencia de presa con los familiares de los estudiantes, y afirmó que las investigaciones realizadas hasta el momento “apuntan al homicidio de un amplio número de personas”.

Tras estas declaraciones, los padres de los 43 normalistas realizaron otra conferencia de prensa para comunicar a toda la sociedad que no están conformes con las investigaciones de la PGR y que la búsqueda de los 43 estudiantes continuará hasta que las autoridades presenten pruebas científicas concluyentes, que aseguren que los restos calcinados hallados en Cocula, son de los jóvenes desaparecidos.

“Hasta que no haya pruebas científicas, nuestros hijos siguen vivos.”

Ayotzinapa

Foto: http://lasillarota.com/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.