Lo conoces por ser baterista de Caifanes, una de las bandas icónicas de México, pero en 2011 debutó como cantante al lanzar Cerro del aire, su primera producción discográfica y ahora ya suena “Suelta”, primer sencillo de su segunda placa llamada Mar Rojo en el que trabajó otra vez con los integrantes de La Barranca (Federico Fong y Chema Arreola). Para dar a conocer esta nueva aventura musical, Alfonso André se presentará los días 21, 22 y 23 de agosto en el Teatro Milán y justo en una butaca de ese lugar se sentó a platicar con El Salvavidas.

ALFONSO MIA 1

Una de las canciones de disco se llama “Mar Rojo”… ¿Por qué decidiste bautizar tu disco también con ese nombre?
Le pusimos así porque está inspirada en el mito de Ícaro, quien cuando cae al mar lo tiñe de rojo y eso refleja la realidad nacional, desafortunadamente vivimos en un país bañado de sangre en la actualidad.

Al escuchar el disco resalta mucho “Tormenta” porque tiene un sonido entre electro y dance. ¿Cómo fue que te animaste a experimentar con nuevos sonidos?              
Fue idea de Federico, hizo un pedacito así como la intro nadamás y le pareció muy simpático y me dijo ‘yo creo que esto no sirve para el disco porque está muy fuera del resto’, pero me latió y empecé a desarrollar otra parte y al final nos gustó mucho.

Es tu álbum solista, pero te rodeaste de tus amigos para trabajar en él. ¿No te quisiste convertirte en el centro de atención?     
Yo estoy acostumbrado a trabajar en equipo, me gusta, estoy acostumbrado a potencializarlo con cada una de las personas que integran el equipo y hay mucho talento, tengo dos monstruos de la guitarra y les suelto la rienda, pero si hay cosas que no me gustan sí les digo y nos vamos por otro lado. Muchos de los arreglos que estás oyendo en el disco son ideas de ellos, hay mucha apertura, yo hago las melodías, la voz y partes musicales, pero si alguien me propone algo y me parece mejor de lo que estoy haciendo… no me pongo en plan de que tiene que ser lo mío, eso es dejar que el proyecto crezca y cada uno de los músicos tiene carta abierta para opinar.

Julián, tu hijo, colabora en una de tus canciones. ¿Cómo es esa relación de trabajo en familia?       
De respeto y mucha confianza, él es un gran baterista, está tocando increíble, tiene muy bien gusto para tocar… yo hubiera querido tener la facilidad que tiene él, es muy musical, compone en su banda Ritalín y no tengo mucho que decirle. Cuando estamos trabajando juntos, a veces le doy direcciones y no le gusta, pero las sigue, nos queremos y respetamos mucho, es un tipo con un gran talento.

Ahora que has experimentado ser cantante ¿Piensas que elegiste el instrumento correcto con la batería o lo tuyo era cantar?       
Las dos cosas me fascinan, no diría que me gusta más una que otra, son muy diferentes y ya no podría dejar ninguna de las dos: ni la batería, ni la cantada. Las dos cosas se complementan y me enriquecen como músico. Disfruto tocar la batería con Caifanes, con La Barranca y con quien se pueda, pero también estoy disfrutando mucho este viaje.

Recientemente apoyaste a Enrique Alfaro Ramírez como candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Guadalajara, en la contienda electoral del pasado 1 de julio al grabar una canción para su campaña junto a César López “El Vampiro”. Y a la par, algunos famosos presuntamente vendieron la publicación de un tweet en favor de otros partidos. ¿En tu caso cómo fue?                                
De entrada, no me pagaron un peso de nada, lo hice por convicción, igual a todos los demás que participaron en esa versión de “Guadalajara”, una canción muy emblemática… y fue una iniciativa de Carlos Avilés, el bajista de Cuca. Ellos me invitaron, me mandaron información del candidato, me gustó la propuesta, me gustó que estaba tratando de sacar por fin al PRI de la Presidencia Municipal de Guadalajara y hay tan pocos políticos honrados o intentando hacer que las cosas cambien, que hay que apoyarlos como sociedad. Las cosas están del carajo, estamos en un nido de ratas, la mayoría de los políticos son una vergüenza y cuando aparece alguien con una idea revolucionaria o de apoyar a la gente y a su país… ¡Carajo, hay que hacerlo! Afortunadamente ganó y esperemos que cumpla, me vibró muy bien, espero no haberme  equivocado, me parece que es un tipo derecho, porque hay puro oportunista ratero… yo jamás haría algo así por dinero. Jamás me verán tuiteando para el partido verde ni por todo el dinero del mundo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.