Ya es quincena, el día en que te das cuenta de lo largas que son las semanas. Quizá ya te depositaron el viernes o recibirás tu pago en lunes, pero en cualquier caso, ¿a que te sientes poderos@? Pues pisa el freno que se te ve venir. Los dos sabemos que luego esa lana desaparece. Tranquilo/a, no eres el/la único/a. Ni mucho menos: más del 70% de los mexicanos ha sufrido dificultades económicas habituales u ocasionales y ven que no queda nada en el bolsillo tras pagar los gastos básicos, y 2 de cada 10 habitualmente no tienen ni para eso. Y hay más, pero no nos hagamos aún el Harakiri.

Ante este panorama desolador, ¿qué tal si nos organizamos un poco?

Haz un presupuesto: y nada de castillos en el aire, sino negro sobre blanco, con esas tablas de gastos e ingresos, fijos y variables, que conocemos y nunca hacemos. Sí, claro que da flojera, pero nos lo agradecerás cuando veas que tu presupuesto refleja en qué sueles gastar más y en qué puedes ahorrar algo, si gastas por impulsos y caprichos, y más.

El blog ricoyfeliz, citado en este útil artículo de OCC -portal de búsqueda de empleo- ofrece este sencillo modelo de plantilla, y aquí puedes obtener otras para distintos modelos de presupuesto.

Modelo de Presupuesto

 

Ahorra: Suena fácil, ¿verdad? Y además te permite ser más independiente, sufrir menos, afrontar imprevistos y allanarte un poco el futuro, ese sitio donde pasarás el resto de tus días aunque ahora no pienses en él.

Empieza por plantearte un objetivo claro y concreto, realista y con un plazo para cumplirlo (irte de viaje en verano con los amigos, comprarte ese coche, cambiar de casa…o llegar desahogado de aquí a dentro de 15 días, si eres –demasiado- modesto y ‘cortoplacista’); estima cuánto dinero quieres ahorrar; y averigua qué necesitas para ir apartando ciertas cantidades.

Viñeta ahorro

 

Internet lo sabe todo: en este mundo de nuevas tecnologías ya está (casi) todo inventado. Puedes descargarte aplicaciones para administrar mejor tu dinero, tienes webs oficiales como la de la Condusef, las redes sociales te ayudarán con tus finanzas y de vez en cuando nacen maravillosas iniciativas que te salvan la vida.

 

Piensa en opciones más baratas: busca marcas y productos con menores precios en el súper, no vayas a ver esa película en una sesión Premium en 3D o 4D si la ponen en la Cineteca por 25 (con credencial de estudiante) o 50 pesos, reduce los gastos hormiga y llévate comida o conoce las ofertas de la semana, entre muchas otras.

 

Tranquil@, no nos des las gracias. Nos basta con que utilices parte de lo ahorrado con nuestros consejos en hacer un donativo para El Salvavidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.