Ser universitario cuesta, y mucho. Y no nos referimos a esas largas horas de estudio nocturno, ni a las ‘desmañanadas’ para alcanzar las odiosas clases de las 7:00 horas con el profesor de voz arrulladora, sino a esa pequeña fortuna que tendrás que invertir para obtener el título que, para gusto de tu mamá, acabará colgado en alguna de las paredes de la sala.

Ingeniero. Arquitecto. Periodista. Chef. Médico. Abogado. Contador. Administrador. ¡La carrera es lo de menos! Lo importante es que encuentres cómo pagarte tus estudios con la ayuda de terceros o lo que es mejor: cómo hacer que no te cueste.

Sí. Leíste bien. Hay manera de ser un honorable universitario con ayuda de instituciones financieras que tienen planes tipo ‘estudia ahora, paga después’, o bien, mediante sistemas de estudio online para dejar de una vez por todas la vagancia. Toma nota.

Crédito Universitario NAFINSA

Con este crédito por lo único que tendrás que preocuparte será por tener un historial académico de 10 y porque el despertador suene a tiempo para llegar a tu primera clase del día.

Se trata de un programa de financiamiento de colegiatura e inscripción para quienes quieren estudiar una licenciatura o posgrado en alguna de las universidades del programa.

El monto máximo del crédito es de $215,000 pesos, actualizable con base en la inflación, con una tasa fija de 9.90% durante toda la vida del crédito y esquemas de pagos de acuerdo a tus necesidades.

Para obtenerlo no necesitas garantías, únicamente contar con un aval u obligado solidario y lo mejor: tienes hasta 15.5 años para pagar y capitalizar tooooodos los conocimientos que adquiriste durante la universidad.

Eso sí. Nadie quiere clientes morosos, por lo que es mejor que vayas pensando en buscarte un aval que no esté en Buró de Crédito.

También es importante que no seas un burrazo, por lo que si tienes promedio menor de 7, seguro te darán las gracias.

Si te interesa este programa ponte en contacto con tu universidad y pregunta si están en el convenio. Algunas instituciones participantes Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Universidad Anáhuac Norte México, Universidad Panamericana (UP), Universidad Intercontinental (UIC), Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Universidad del Valle de México (UVM), entre otros.

Checa aquí los intermediarios financieros participantes. También puedes solicitar información al 01 800 2000-215.

UNI 2

Estudios Online

Internet no sólo sirve para revisar Twitter y subir tu vida a Facebook. También te puede ayudar a ser un licenciado o ingeniero en solo 12 cuatrimestres.

Para ello la Secretaría de Educación Pública (SEP) mantiene el esquema de Universidad Abierta y a Distancia (UNAD), que con sólo un poco de disciplina y una conexión a Internet, te ofrecen la posibilidad de estudiar una carrera (y sin asistir a un salón de clases, por lo que puedes estudiar en pijama, chones o como quieras).

Las carreras que hay son Desarrollo Comunitario, Seguridad Pública, Administración de Empresas Turísticas, Gestión y Administración de PyMES, Mercadotecnia Internacional, Biotecnología, Energías Renovables, Tecnología Ambiental y Desarrollo de Software, entre otros. Checa aquí la oferta académica.

Eso sí. Aunque la cosa sea muy flexible tendrás que acabar y aprobar las materias del plan de estudios, cumplir las estancias y prácticas, así como prestar servicio social.

No lo pienses mucho. Da clic aquí para checar la convocatoria 2015-1.

UNI 3

Friends & Family

Si vives en una comuna seguro no habrá problema para obtener una cooperación para la causa académica, pero si los mecenas son tus padres seguramente tendrás que usar argumentos contundentes para obtener capital.

Aun así, no es una misión imposible. Y es que no falta un tío pudiente y generoso que se ofrezca a pagarte la universidad a cambio de que lo visites tooooodos los fines de semana en su casa de retiro, o una abuelita que se ofrece a hacer lo mismo a cambio de que la dejes seguirte viendo como su eterno nietecito.

Claro. Los padres siempre querrán apoyarte, siempre y cuando te portes bien (nada de andar de fiesta en fiesta) y saques buenas calificaciones.

Si te late esta opción ve ajustando tus gastos, pues seguro siempre andarás corto o tendrás que estirar una y otra vez la mano.

Finalmente, considera que la inversión en educación es una de las mejores maneras de asegurar tu futuro. Que no se te cierren las puertas. Búscale. Siempre hay opciones.

UNI 4

Leave a Reply

Your email address will not be published.