En México se producen por año alrededor de 1, 600 millones de billetes, todos ellos certificados por el Banco de México. Sin embargo, nadie está exento de toparse con un  billete falso en algún momento, pues con frecuencia pagamos o nos devuelven cambio en establecimientos, tiendas, centros comerciales, etc. y la verdad ni nos fijamos.

Así que para que no te vean la cara y  no salgas bailando (con la más fea) en El Salvavidas te damos algunas recomendaciones para que identifiques con facilidad  los billetes falsos.

3_carac

1. Asegúrate. Con frecuencia el Banco de México (BM) insiste en que  antes de que te “metan gol” identifiques los elementos de seguridad, para reconocer y verificar la autenticidad de un billete. Esta sencilla tarea se realiza en segundos y consiste en tocar, mirar y girar el billete. Identifica los hilos: 3D, microimpreso y de seguridad que el BM le coloca a los billetes, así como las ventanas trasparentes.

figura06

2. Observa una y otra vez. Si después de revisar los elementos de seguridad continúas dudando de la autenticidad de un billete y no confías mucho en tu vista, te recomendamos que  con ayuda de una lupa vuelvas a checar algunos elementos de seguridad de los billetes.  El Banco de México también les coloca microimpresiones en su anverso y reverso. Estas microimpresiones son textos que repiten la denominación con número y la unidad monetaria del billete.

shutterstock_159315359

3. Toca, toca y toca. Ya que si eso de observar nada más no se te da, al menos te pedimos que no te canses de tocar el  billete sospechoso. La mayor parte de los billetes falsos son realizados sobre papeles de menor calidad que los comunes. Toca el papel y siéntelo con los dedos de extremo a extremo. Compara el billete con otro que tengas a la mano para ver si tienen la misma textura.

figura07

4. ¿Al agua pato? Sí, si de plano no te sientes seguro  de que es  verdadero o falso un billete, te recomendamos que  lo arrojes al  agua. Si es falso inmediatamente este empezará a  despintarse y deshacerse.  Los billetes auténticos no absorben agua pues no están hechos de papel, por lo tanto no les pasará nada si los mojas un poquito.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.