Tener un automóvil es como tener un hijo, no come peri si consume gasolina y mucha. Así que si eres de los mexicanos que no sólo tienen que resistir los aumentos mensuales de los hidrocarburos, sino también lidiar con las gasolineras “tranzas”, aquí te damos algunos tips para que evites ser víctima de los expendios que no dan litros de a litro.

De acuerdo con la Procuraduría  Federal del Consumidor (Profeco) cuatro de cada 10 gasolineras en México roban a los automovilistas: venden litros de combustible que no son litros, pero los cobran como si lo fueran.

¿Cómo lo hacen? Alteran las bombas de gasolina con la intención de despachar menos combustible del que compran los automovilistas con su dinero. Para que esto no te suceda, acá te damos algunos tips para que pagues justo lo que consumes. Así que toma nota.

shutterstock_187078949

  • Revisa. La verdad es que pocas veces revisamos la lista negra que la Profeco difunde sobre las gasolineras que no dan litros de a litro. Así que no estaría nada mal que revisarás si alguna de los expendios donde llenas tu tanque aparece en esta lista.

shutterstock_105300671

  • Conoce. Uno de los principales aspectos que debes saber para evitar que te roben combustible es conocer la capacidad del tanque de tu vehículo, si lo desconoces averígualo. Actualmente la Profeco, pone a tus disposición la aplicación “Costo de llenar el tanque de gasolina” que se encuentra en el apartado “¿Quién es quién en las gasolineras?” del su sitio web. Esta aplicación te dice cuánto debes pagar por llenar tu tanque.

shutterstock_99731009

  • Reserva. La Profeco recomienda que cargues gasolina antes de que se termine tu reserva. En promedio un vehículo puede circular 40 kilómetros con la gasolina que le quede en la reserva de su tanque. Así que si quieres tener un comparativo de lo que cargas, procura cargar gasolina antes de que llegues a la reserva. Así te darás cuenta cuánto sube el indicador. Verifica en las siguientes ocasiones que siempre suba al mismo punto con la cantidad de litros que solicites.

shutterstock_143283769

  • Observa. Siempre de los siempres que cargues gasolina verifica que la bomba marque “ceros”. De acuerdo con la Profeco, los dispensarios operan a través de un software que puede ser alterado de manera especializada, de tal forma que el despachador no puedo hacerlo por sí solo. Por ello es importante que verifiques el display antes de que te sirvan el combustible.

shutterstock_125937047

  • Solicita. Como consumidores tenemos la mala costumbre de no exigir nuestro ticket de compra (no siempre, pero suele pasar). Los recibos de compra tiene los datos de la estación de servicio: el número de gasolinera, razón social, domicilio fiscal, el comprobante de la cantidad de combustible que cargaste y el monto que pagaste. Esos datos te serán indispensables en caso de que quieras presentar una demanda contra alguna estación de servicio en particular.

shutterstock_77406919

  •  Verifica. La Profeco y la Unión de Verificación Acreditada (UVA) le otorgan a las estaciones de servicio hologramas que acreditan que sus dispensarios están calibrados, ósea que dan litros de a litro. Verifica que la gasolinera donde acudes cuente con ellos. Los puedes ubicar fácilmente pues estos se colocan en la parte de enfrente de los dispensadores junto al display en donde se muestra el precio y los litros.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.