“Esta moda de los vegetarianos”, “las plantas también sienten cuando las cortan”, “ustedes todo orgánico”, entre otras frases cuando uno platica abiertamente que ha dejado de comer carne. “No vas a resistir”, “eventualmente vas a regresar”, “te vas a morir de hambre”, como otras frases de apoyo para la nueva alimentación.

No puedo describirme como una vegetariana estricta, pues consumo lácteos, huevo y ocasionalmente me dan ganas de sushi de esos que llevan salmón y queso filadelfia, pero el haber quitado de la lista de mi supermercado a la carne roja, los embutidos, las carnes frías, el pollo y el pavo, me ha ayudado un poco con mis finanzas personales.

Pareciera que no, pero un pequeño cambio ha representado para mí varios beneficios.

  1. Las verduras viven más en el refri

He observado que el jitomate, la berenjena, el pimiento, las calabacitas, los champiñones y el chayote pueden vivir hasta dos semanas sin arrugarse, mientras que la cebolla y la papa viven hasta por un mes. No pasa nada si se comen después de ese tiempo, pues no es un signo de podredumbre. La carne, en cambio, sabemos que corre contra el reloj pues ya llega al supermercado en la primera fase de descomposición por más “fresca” que esté.

tomatitos

  1. Compras de supermercado por $700 pesos que duran de 2 a 3 semanas

Incluyen: 1) alimentos básicos: fruta, verduras, semillas, lácteos, huevo, pan y agua; 2) pequeños lujos: galletas, mermeladas, cerveza, crema de maní, chocolate y pastelería fina; 3) la comida de mi gato.

imagesCA4MQ1GPcompras vegetarianas

  1. Adiós Sal de uvas

Mi estómago dependía del Sal de uvas, el Pepto Bismol, la visita al gastroenterólogo y la dieta blanda. Aún recuerdo cuando tenía crisis de vomitar bilis y de no poder comer nada por el ardor en la boca del estómago. Desde que adopté esta alimentación mi metabolismo ha cambiado, gradualmente. Dejé de surtir el neceser de medicinas para el sistema digestivo.

homero simpson

  1. El kilo de avena a $25 pesos, güerita

Que me dura cerca de un mes, preparándome cuatro cucharadas diarias por la noche. También me nutre y me deja satisfecha. ¿Mencioné que la avena ayuda a dormir?

avena

  1. ¿Comida fría para la oficina? No hay problema

Sabemos lo desesperante que es hacer fila cuando se está hambriento, a las 2 pm. y de lunes a viernes para usar el microondas del lugar de trabajo. También hay pocas comidas frías con carne pues ésta debe de pasar por un proceso de cocción. Sin embargo, he descubierto una gran variedad de platillos fríos con verduras que no sólo son ensaladas y que puedo comer de inmediato, mientras los demás siguen esperando a calentar sus tuppers.

GODI19

Cada régimen alimentario tiene sus ventajas y desventajas. Extraño una buena hamburguesa con doble queso y tocino, por ejemplo, pero luego me acuerdo de la acidez estomacal posterior y que los hongos tienen muchas proteínas y cuestan menos que la carne.

Definitivamente mi estómago y mi bolsillo somos más felices.

Leave a Reply

Your email address will not be published.