El trabajo de por vida se acabó. Lo de hoy es la freelanceada. Pero antes de cerrarle la puerta al mundo godín, te recomendamos sigas esta guía de supervivencia para que después no andes llorando por el cheque quincenal, la semana inglesa, el horario, las vacaciones o el aguinaldo.

Foco. Nada de andar picando aquí y allá. Especialízate en un ramo. Esto te permitirá desarrollar tu reputación profesional y generar productos/servicios específicos. Por ejemplo, si te dedicas a la organización de eventos masivos, define si lo tuyo serán los sociales o los corporativos; o si son las relaciones públicas, nada de andarte metiendo en rollos de diseño gráfico.

free foco

Administra tu tiempo. ¿Quién dijo que por ser freelance puedes vivir en pijama y hacer bed office todo el día? ¡Nada de eso! Para ser un profesional tienes que ser muy organizado. Empezar temprano y cumplir las horas necesarias para satisfacer las expectativas de tus clientes. Recuerda que el tiempo invertido depende del proyecto y que así como puedes trabajar 16 o más horas seguidas, también es posible cerrar temprano el ‘changarro’ de vez en cuando.

FREE FULL OK

Construye tu marca. Cuando eres freelance no hay una empresa detrás; tú eres tu marca personal, algo así como tu YO S.A., así que ¿por qué no invertirle a tu proyecto? Haz tarjetas de presentación, un demo, una página web, un book o incluso un blog. También funciona tener redes sociales profesionales. Y por todos los santos repite mil veces: “debo cumplir con lo que ofrezco y ser impecable en los tiempos de entrega”.

marca

 

Cuida tus ingresos. Asegura ingresos constantes y conviértete en experto en administración. Busca uno o dos clientes que te paguen una iguala. Úsalo para gastos fijos. A la par, toma proyectos itinerantes que te aporten un salario variable. Empléalo para pago de imprevistos y gastos fluctuantes. Y por favor, ahorra al menos el 10% de tus ingresos.

FREE, AHORRO

Asegura tu futuro. Aunque ahora estés muy chavo, llegará un momento en que ya no puedas ni quieras trabajar, así que si sigues por el mundo del freelance lo mejor es que inviertas en un fondo de ahorro para el retiro. Puedes recurrir a las típicas Afores o buscar algún fondo de inversión privado como Actinver. La cosa es ahorrar.

shutterstock_92846446

Cuida tu salud. Como freelance no tienes acceso a seguridad social, por lo que es importante que inviertas en un seguro de gastos médicos mayores. El costo promedio es de $10,000 pesos anuales. Puedes checar con GNP, MetLife o Banorte Generali.

FREE SEGURO MEDICO.jpg YAS.COM.MX

 

Abusado con Hacienda. Como freelance deberás estar al tiro con Hacienda. Con la facturación electrónica todo es más sencillo. Pregunta a tu contador sobre los trámites que debes hacer y la manera de tener tu contabilidad al día.

free

Finalmente, te recomendamos llevar el freelanceo a un extremo profesional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.