Los hombres podrán pensar que es una tontería hacer tanto drama por un simple rimel, pero es realmente frustrante haber encontrado el que realmente nos haga sentirnos como si nuestras pestañas fueran kilométricas. Así que si están en esa horrible etapa en la que necesitamos ‘exprimir’ hasta el último miligramo de maquillaje porque encontramos la mascara perfecta [...y porque no somos precisamente millonarias] esto es lo que deben hacer para que realmente rinda hasta el final de los tiempos.

 

1. Rescatando residuos

El rimel ya está seco pero tenemos la certeza de que todavía tiene por ahí algunos residuos útiles. Agarra una taza, ponle agua y métela al micro, en el líquido caliente sumerge el rimel y ¡listo!

 

2. No más grumos

Lo peor de lo peor en cuanto a rimel se refiere, son los malditos grumos. Si las pestañas te quedan como su estuvieran quemadas por la horrible consistencia del maquillaje agrégale gotas para las ojos, con 10 está bien. Ciérralo y agítalo.

 

3. El aplicador perfecto

Todas tenemos una mascara consentida de las marcas que no son las de botecito rosa, pero cuando andamos en modo ahorrativo debemos conformarnos con ese. Para que las pestañas nos queden con el acabado del rimel más caro de Chanel podemos usar el aplicador del rimel carísimo que amamos, simplemente hay que darle una buena limpiada.

Foto: fashionablyorganized.com

Foto: fashionablyorganized.com

 

4. El cepillito más limpio de la cosmetiquera

Recuerden que esto va directo a nuestros ojitos, así que es importante darle mantenimiento (esto va para lograr con éxito el tip anterior).

Llena un recipiente con agua y deposita el cepillito del rimel durante unos 10 o 15 minutos, obviamente el agua se pondrá oscura y verás unas ‘hojuelas’ de rimel flotar. Después, en la palma de la mano, ponte un poco de shampoo; lo que sigue es que pases el aplicar por la solución y cierres la mano y lo muevas de arriba a abajo bombeando, en pocas palabras.

Luego enjuaga y repite hasta que creas que ya está lo suficientemente limpio. Deja  que el aire lo seque.

 

5. El milagro de las kilométricas pestañas

¿Quieres que las pestañas se te vean así sin usar postizas?

Foto: applebaummd.com

Foto: applebaummd.com

Puedes lograrlo con un poco de talco. Sí, suena raro pero funciona: lo que debes hacer es ponerte talco (po-qui-to) después de la primera capa de mascara, y después cubrirlo con una segunda capa para que se caigan los residuos. En este video explican cómo:


6. Bombear seca el rimel

En lugar de estar horas bombeando la varita del cepillo, simplemente gíralo. El aire generado por estar bombeando se queda en las cerdas y provoca que se seque más rápido.

Gif: buzzfeed.com

Gif: buzzfeed.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.