“¿Te gusta conducir?” Con esta original campaña, una conocida marca de coches promocionó sus autos y, al mismo tiempo, el placer que experimenta toda persona al manejar: libertad, armonía, sentirte bien contigo mism@, creerte dueñ@ del mundo, tomar el control de la vida, experimentar la velocidad y los reflejos y la adrenalina… Suena bonito, ¿verdad?

Y ahora abre los ojos, borra esa tonta sonrisa de felicidad, y recuerda lo que te costó el coche, las blasfemias que te provoca el tráfico de cada día y sobre todo que, para que puedas manejar, el auto debe tener gasolina dentro. Oh, vaya. ¿Sigue siendo tan maravilloso?

Como no podemos abaratar el precio del coche ni eliminar el tráfico del DF y otras grandes ciudades, te traemos estas recomendaciones publicadas por Ciudadanos en Red para que ahorres en gasolina y no te dejes toda la quincena en rellenar tu auto.

Gasolina ahorrar, infografía

 

Y sin tanto tecnicismo ni conocimiento, de forma bien sencilla y barata, puedes ahorrar también (y contaminar menos) si:

-Montas en bici: compra, alquila o pide prestada una, o aprovecha la EcoBici, que fue ampliado y supone muchas ventajas, como ya te contamos en su día (es de lunes a domingo, de 05:00 a 12:30, trayectos de 45 min, 400 pesos por un año…)

-Vas en transporte público: no hace falta que te los mencionemos (metro, rtp, micro, metrobús, tren ligero…), ya los conoces. Ahora solo falta que les saques provecho.

-Aprovechas los taxis compartidos: como los que a diario te llevan a ti y a otros acompañantes anónimos desde Tacubaya hasta Santa Fe. Vale, quizá tengas que compartir conversaciones que no quieres tener (o peor aún, sudores y olores ajenos… agggh, ¡qué oso!), pero lo que pierdes en comodidad (y salud) lo ganas en ahorro de dinero y de gasolina. Y un planeta más verde (¡ohh, qué bonitoo!).

Foto: lavoz.com.ar

Un día cualquiera en Tacubaya esperando un taxi compartido… // Foto: lavoz.com.ar

-Caminas: no agarres el coche solo por no hacer 10 minutos andando desde esa parada de metro hasta tu trabajo, que no te pasará nada por caminar un poco. Y por favor, ¡tampoco tomes un taxi para esa distancia ridícula!

-Compartes rutas a través de sitios como Carpool, Compartocoche, Aventones…

 

¿Se te ocurre alguna otra forma de ahorrar gasolina en concreto, o de ahorrar en el coche en general? ¡Cuéntanosla en los comentarios!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.