Llegaron las vacaciones de verano. Ya tienes boletos, hotel y unas ganas locas de caerle a la playa… Peeeeero ¿tu gasto para el día a día es limitado? ¡No te preocupes! Aquí te damos algunos tips para hacer rendir hasta el último pesito, sin sacrificar la diversión.

1.    Dinero. Registra en tu teléfono o tableta el presupuesto total. Divídelo en el número de días que durará la vacación y, por todos los santos, ajústate al capital designado. Acto seguido, aplica la siguiente ecuación: 70% para comidas, 20% para diversión y 10% para imprevistos. Nada de que se antojó una chelita extra o que se te ‘atravesó’ un antro; respeta tu presupuesto o al final estarás llorando porque no tendrás ni para agua del grifo.

DINERO PLAYA

¡No corras riesgos! Planifica tu presupuesto.

2.    Diversión. Aunque mueras por ir al lugar de moda, si tu presupuesto es limitado mejor invéntate otra forma de diversión que no implique cover o exija consumo mínimo (una botella de bebida nacional puede costar entre $800.00 y $1,300 pesos). Pregunta a los lugareños sobre los sitios de libre acceso, aprovecha la hora feliz, organiza un happy day con tus amigos en la playa o, si de plano tu sed es mucha, arma un antro en tu habitación con música (pero ojo, si elevas demasiado el volumen los empleados del hotel te callarán).

gratis ok vereau.net

Foto: Vereau.net

3.    Alimentación. Este rubro absorbe entre 70% del presupuesto vacacional, pero siempre hay forma de estirar tu dinero. La cosa es ser creativo y abrirse a nuevas experiencias. Por ejemplo, en vez de comer todos los días en el buffet del hotel o en esos restaurantes de cadena gringa donde el ticket promedio por persona es de $350.00 pesos, lánzate al mercado local. Con seguridad hallarás mariscos y pes-cados a muy buen precio, amén de los típicos antojitos del lugar, y todo por una media de $70.00 pesos por cabeza.

PLAYA COMIDA MARISCOS

En los mercados puedes comer muy rico sin gastar mucho.

4.    Souvenirs. Está claro que tu madre espera aunque sea un tamarindo y que tu abuelo quiere al menos una guayabera de no sé cuántos hilos, pero ¿quién puede pensar en comprar nada cuando lo que quieres es ahorrar plata? La buena noticia es que la madre naturaleza nos brinda toda clase de bellos regalos: arena, conchas y ‘espuma’ de la limpísima agua de mar. ¿Cuánto tendrás que invertir? ¡Nada!

PLAYA REGALO MAMA

Foto: dreamstime.com

5.    Misceláneos. En esta categoría caen todos los gastos extra no presupuestdos co-mo botanas, chelitas, aguas, paseos y propinas. Lo ideal es que apliques el 10% del presupuesto inicialmente planificado, pero si por algún motivo ya no tienes varo, entonces aplica esta máxima: tápate los ojos y cierra la boca si es que no quieres terminar como el homeless de la playa.

HOMELESSPLAYA PHOTOS8.ORG

Foto: photo8.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.