¿Con ganas de tomar un buen café y sin ánimo ni lana para ir al cafecito ‘wannabe’ de la sirenita verde? ¡No eres el único! Por eso te presentamos cinco opciones chilangas para disfrutar de esta bebida en lugares alternativos, con propuesta cultural o con gran tradición de barrio.

Cierto. Aquí no te pondrán una carita feliz en tu vaso. Tampoco te confundirán con nombres rimbombantes para definir el tamaño de tu bebida. Lo que es un hecho, es que disfrutarás una experiencia diferente y muy probablemente te ahorrarás unos pesos, dependiendo de si escoges un café americano o uno de especialidad. Así, mientras el primero puede costar una media de $25.00, uno más elaborado puede llegar a $70.00.

Lo importante, en todo caso, es que te mantengas alerta para identificar aquellos lugares que te pueden dar más (en cantidad, calidad o experiencia) por tu dinero.

Rococó Café Espresso

Para tomar una taza de buen café en un ambiente relajado y con una decoración al más puro estilo art-decó, nada mejor que este lugar propiedad de Aquiles González Pereira, catador Q-Grader de café, y Manuel García Estrada, gestor cultural.

Aquí puedes encontrar selectos granos de México molidos al momento, para preparar el aromático que le ha dado la etiqueta de ‘café de especialidad.

Eso sí. No vas a hallar el clásico café americano, pero sí otras bebidas cuyo proceso de precolación da pie a diferentes versiones (pregunta por el clever, el capuchino y el macchiato).

Ahora que si lo tuyo son las infusiones, puedes elegir entre una amplia gama, que también destacan entre los favoritos de los parroquianos e intelectuales asiduos al lugar.

Visítalo de lunes a domingo en Juan de la Barrera casi esquina Parque España, en la Colonia Condesa.

Nuestro tip: No te olvides de mirar la obra pictórica itinerante en sus paredes, ni de consultar su lista de talleres culturales.

 

rococo
Passmar

Por mucho es uno de los cafés más peculiares de la Ciudad de México; no sólo porque está dentro de uno de los mercados con mayor tradición en la Colonia Del Valle, sino porque sus baristas han sido multipremiados en diversas competencias en el país y en el extranjero.

Lo anterior habla no sólo de una preocupación permanente por la capacitación, sino de una pasión por el café que ha llevado al matrimonio formado por Salvador Benítez y Alelí Moreno a construir una marca que no le pide nada a los cafés de cadena.

Y es que en Passmar encuentras uno de los mejores lattés de México (si no es que el mejor), así como una natilla expreso preparados directamente por Alelí, quien junto con su esposo supo aprovechar un espacio reducido para crear un concepto estilo europeo que nada le pide a los cafés de cadena.

Passmar está en el Mercado Lázaro Cárdenas, en Adolfo Prieto s/n, local 237, Col. Del Valle. Abre de lunes a sábado de 7:30 a 19:30 horas.

Nuestro tip. Toma uno de sus cursos. Hay para barista profesional y de arte latté, ambos impartidos por sus propietarios.

passmar_banner-1

El Jarocho

¿Quién no ha tomado un café en El Jarocho? Esta cafetería tradicional se presta para ‘coyoacanear’ y disfrutar de una vaso de esta bebida en alguna de sus variantes, que van desde el café de olla, hasta el infaltable capuchino preparado con granos cultivados en Veracruz.

Obviamente hay panes, pasteles, tés, frappés y hasta tortas. Todo para darle gusto al cuerpo.

¿Se te antoja? Pues vete preparado con muchas ganas de tomar un buen café, pero también con una dosis de paciencia, pues a partir de las 18:00 horas el lugar se pone a reventar y una de dos: esperas a que haya lugar o pides tu bebida para llevar.

Ambas opciones valen la pena, pues por una media de $30.00 pesos puedes saborear un café aromático y con cuerpo y por unos pesos más acompañarlo con un tradicional churro que venden los ambulantes de la zona.

Te recomendamos visitar la sucursal de Av. México 163, Colonia Del Carmen, Coyoacán o haz clic aquí para  checar otras unidades.

Nuestro tip. Nunca llegues con prisa y menos en hora pico. Mejor manda de avanzada a alguno de tus amigos.

el jarocho

Cucurucho café

Surgió en 1977 y actualmente tiene sucursales en las colonias Cuauhtémoc y Condesa. Su nombre deriva del uso de los filtros de café, a los cuales llaman cucurucho, de ahí que puedas pedir tu bebida con o sin el delicado implemento para diferenciar su sabor.

Lo anterior forma parte de una antigua técnica japonesa basada en el uso de los filtros para activar los sabores del grano. Esto hace que el café adquiera un balance especial, ni muy amargo, ni muy ácido.

Esta técnica les ha dado muchos adeptos, pues es artesanal y representa una manera diferente de procesar el café, por lo que si estás huyendo de lo industrializado, en Cucurucho Café hallarás la respuesta.

Cucurucho Café tiene tres sucursales: Roma, Condesa y Cuauhtémoc, donde puedes encontrar expreso, macchiato, cappuccino, latté, americano artesanal, té y hasta ¡agua de horchata!

Lánzate este fin de semana a su sucursal de la colonia Cuauhtémoc, ubicada en Río Nazas 52. El lugar es diminuto, pero vale la pena conocerlo.

Nuestro tip. Acompaña tu café con su pan de elote o pay de queso. Si quieres algo más fuerte, pide un sándwich o chapata.

cucurucho

El guapo café

No se trata del barista. Tampoco del dueño. Ni siquiera de un cliente. El guapo es el nombre de un cafecito de barrio ubicado en la Colonia Nápoles, en el número 42 de la calle Georgia.

Pero ojo. Éste no es un café cualquiera. Es un café de especialidad, por lo que su barista probablemente te dará una explicación detallada sobre los procesos en la preparación de cada taza de café.

Si quieres probar algo diferente, te recomendamos el chai con expreso, que te levanta de volada del ‘mal del puerco’ o de una desvelada posfiesta. También prueba su capuchino; simplemente, de lo mejor.

Pero hay más. De manera regular ofrecen degustación de las preparaciones de los baristas, siendo el café oaxaqueño estilo prensa francesa uno de los más solicitados.

¿Ninguna opción te convence? Entonces llévate al Guapo contigo. Sí, se trata de bolsitas de café para preparar en casa -

Nuestro tip. Ser leal al Guapo tiene sus ventajas, en este caso una tarjeta de lealtad.

guapo

Si de plano andas corto de dinero, hay solución. Acude a tu Oxxo o Tiendas de 7 Eleven de confianza y adquiere una bebida de máquina. Cuesta alrededor de $20.00 pesos y es un café cumplidor para encender motores godinezcos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.